Exige SNTE castigo contra ex gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz

Oaxaca de Juárez, Oax.- Al exigir castigo contra el ex gobernador de Oaxaca Ulises Ruíz Ortíz, por las agresiones del 2006 y 2007, integrantes de la Sección 22 del SNTE y organizaciones sociales anunciaron una marcha para el 16 de julio a 11 años de la agresión contra el activista Emeterio Marino Cruz. La movilización será a las 9:00 horas del crucero que forma la avenida Venus de la colonia Estrella y la calzada Héroes de Chapultepec, donde se dieron los hechos en el 2007, con dirección al zócalo de la ciudad.

La movilización será a las 9:00 horas del crucero que forma la avenida Venus de la colonia Estrella y la calzada Héroes de Chapultepec, donde se dieron los hechos en el 2007, con dirección al zócalo de la ciudad.

Los convocantes, entre ellos, el representante de la gremial, Wilbert Santiago Valdivieso, reprobó la aparición del ex mandatario estatal en la vida política de Oaxaca y del país por carecer de calidad moral.

El 16 de julio de 2007, Emeterio Marino Cruz fue golpeado y «torturado» en inmediaciones del Cerro del Fortín cuando se realizaba una manifestación de la extinta APPO para boicotear las ×estas de la Guelaguetza, dándose un choque con policías.

En dicha fecha, se cumplía un año de la revuelta social que vivió la ciudad de Oaxaca y que dio paso a la creación de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

«Ulises Ruíz Ortíz cometió contra el magisterio oaxaqueño un crimen que no se olvida, las caravanas de la muerte afectaron la vida de varias familias, y tenemos el caso de Emeterio Marino Cruz, quien lastimosamente fue afectado y no volvió a recuperarse», señaló.

Por eso, a 11 años de esta agresión, decidieron movilizarse y «señalar a Ulises Ruíz, para denunciar de que no hay justicia a la fecha, de que el crimen sigue impune y tenemos que alzar nuevamente la voz para que se escuche la demanda», indicó.

Para la Sección 22, el ex mandatario no será bien visto realizando actividades políticas debido al daño causado a la sociedad oaxaqueña y por la injusticia que existe después de más de una década. Asimismo, la hija del afectado, Kerlic Cruz, externó que el caso de Marino Cruz no ha cambiado, la persecución, el hostigamiento se mantiene contra la familia del activista.

Aseguraron que Emeterio Marino quedó con secuelas físicas graves después de la agresión que lo llevó al hospital el 16 de julio de 2017.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *