La persistente violencia contra mujeres debe obligar a hacer un alto: GESMujer

Así como mujeres de distintas partes del mundo nos estaremos sumando a la Huelga Feminista de este próximo 8 de Marzo. Como Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos, hacemos un llamado a las autoridades para que paren la vorágine de violencia que en la actual administración ha arrebatado la vida a 141 mujeres.

Consideramos que mientras siga faltando voluntad política que concrete acciones reales que garanticen la vida de las mujeres, el derecho más importante de una gama de garantías que se violan constantemente en el territorio oaxaqueño, el Día Internacional de la Mujer debe alejarse de todo festejo y ser una fecha que recuerde los grandes pendientes y omisiones institucionales hacia más del 51% de la población: las mujeres.

De muy poco ha servido que hace 43 años la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acordó conmemorar cada 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer, si en México siguen ocurriendo más de siete feminicidios al día y en Oaxaca en 15 meses se han acumulado 141.

Aunque el prisma de violencia machista empieza en la familia, se reproduce en espacios públicos como las calles, el transporte público, las escuelas, áreas de trabajo e instituciones, es la feminicida la más devastadora porque acaba con la vida de una mujer, dejando en mucho de los casos niñas y niños huérfanos que viven la revictimización por falta de perspectiva de género de las instancias encargadas de procurar y administrar justicia, o para quienes simplemente no existen.

Con 38 casos, la región de los Valles Centrales sigue siendo el área geográfica más violenta, pero también el Istmo de Tehuantepec, la Costa y la Mixteca, porque de acuerdo a nuestro recuento hemerográfico en cada una se han presentado 24, 20 y 17 asesinatos violentos de diciembre de 2016 a la fecha, respectivamente.

Además, en la región de la Cañada se contabilizan 4 asesinatos violentos, mientras que en el Papaloapam suman 20,  en la Sierra Norte 7 y en la Sur 11.

Es preocupante que cada sexenio el panorama de la violencia contra las mujeres se agrave. Si en el sexenio de Gabino Cué se documentaron 527 asesinatos violentos, casi 88 en promedio por año, en la actual administración los 141 que se han conocido confirma que la violencia feminicida está desbordada.

Por ésta misma razón es urgente que la solicitud de Alerta de Violencia de Género para el estado sea emitida ya que permitiría además de reconocer la magnitud del problema, ahora si conjuntar esfuerzos: instituciones, sociedad civil y otros sectores interesados para acabar con ésta grave situación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *