El INE y los derechos LGBTI en este 2018

Jaime López Vela

El proceso electoral del 2018 en México revierte especial importanciaentre otros factorespor la posibilidad real de que gane un proyecto distinto al PRI hegemónico que gobernó por más de 70 añosde acuerdo con sondeos recientes. Aquel proyecto que fuera sustituido por el PAN en el 2000, demostró en 12 años al frete del poder federal que se trataba prácticamente de lo mismo. En efecto, el PRIAN quedo evidenciado: el modelo económico y las políticas públicas aplicadas han sido iguales, sin generar mayor crecimiento para el país o mejoras sustanciales en la calidad de vida de los mexicanos, sin mencionar la ineficacia del aparato gubernamental para sortear las crisis que se ha presentado. Además,muchos de los actores políticos sólo cambiaron de camiseta con la intención de demostrar una supuesta alternancia que en los hechos nunca se dio.

Otro factor lo constituye la agenda de los derechos de las poblaciones de personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (LGBTI), un movimiento social emergente que después de años de lucha para lograr posicionarse en el espectro político nacional, lo ha conseguido. El INE reconoció en fecha reciente el derecho a la identidad de género de las personas trans al momento de votar y hoy, se conocen los pronunciamientos de pre candidatos presidenciales autodenominados independientes como Jaime Rodríguez el broncoquien ha afirmado que sólo reconoce el matrimonio heterosexual; y Margarita Zavala quien rehuyó ser grabada con una pareja de lesbianas y aseguró de igual manera que ese tema habría que revisarlo. 

Andrés Manuel López Obrador por su parte, cambió su posición ya conocida de someter a consideración estos derechos, por una declaración en la que afirma que los derechos de la comunidad Gay serán respetados, motivado por las protestas de militantes de MORENA frente a la alianza con el PES.El mismo AMLO fue inquirido por una militante trans del Partido del Trabajo, y en fecha más reciente, José Antonio Meade precandidato del PRI, evadió pronunciarse por los derechos LGBTI,negándose a tomarse la foto con la bandera arcoíris. Estamos en espera del inminente pronunciamiento de Ricardo Anaya y su coalición Por México al Frente, pues el PRD y Movimiento Ciudadano, que también integran esta alianza, contemplan en sus estatutos la defensa de los derechos de igualdad y no discriminación en favor de personas LGBTI.

Le toca al INE ser más proactivo al respecto, tal y como lo ha hecho con otros grupos sectoriales como las mujeres y los indígenas, y poner fin al régimen de excepción que permite que partidos como el PAN o el PES se sustraigan de la obligación de cumplir con los principios constitucionales de igualdad y no discriminación, así como la atención que deben dar a los derechos humanos LGBTI.Estos partidos funcionan al amparo delfinanciamiento público y su actuar violenta el articulo primero de la Constitución que establece la prohibición de discriminar a las personas por cualquier condición. 

El INE como árbitro de la contienda electoral, conducido por Lorenzo Córdoba, debe garantizar que el proceso histórico que esta por celebrase en el 2018 sea limpio y transparente, previendo y castigando las practicas nocivas de la compra del voto que generan fraudes contraviniendo la vida democráticaAdemás debe apercibir a todos los partidos políticos para que asuman desde sus documentos básicos y con candidaturas a las poblaciones de la diversidad sexual, para dar continuidad a la agenda por la igualdad y la no discriminación e incluir esta temática en los debates públicos entre quienes pretenden gobernarnos.

Los derechos LGBTI también son derechos humanos y por ello, el INE debe auspiciar condiciones para que la agenda de la diversidad sexual se cumpla en el país entero. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *